A los niños de 12 años y los menores de esa edad que no sean pacientes, no se les permitirá el acceso al hospital ni al departamento de emergencias.

Para proteger a los pacientes, empleados, estudiantes y visitantes durante esta época inusual de gripe, la Facultad de medicina de la Universidad de Texas en Gálveston está cambiando sus reglamentos de visitas y no permitirá más visitantes de 12 años o menores de esa edad en el Hospital John Sealy ni en el Departamento de emergencias. 

Los cambios de reglamentos tendrán efecto a partir del 9 de noviembre. 

El Dr. Steve Quach, Jefe médico oficial interino dijo: “Los pacientes de nuestros hospitales son particularmente susceptibles  a las complicaciones con la influenza, y el virus H1N1 es prevalente en los niños. Por lo tanto, nosotros queremos limitar esta potencial exposición ante nuestros pacientes hospitalizados.” “ A nosotros nos importa la salud de todos y queremos estar seguros de que estamos haciendo lo necesario para prevenir la extensión del virus H1N1. Nosotros lamentamos cualquier inconveniente que esto pueda causar”. 

Estos nuevos reglamentos afectarán únicamente a los visitantes del hospital y del departamento de emergencias. UTMB continuará atendiendo y tratando a los niños, que como pacientes busquen los servicios de atención médica. “Los padres de niños de 12 años o menores de esa edad que no sean pacientes, deberán hacer arreglos para conseguir atención médica alterna”, enfatizo el Dr. Steve Quach. 

UTMB también estará observando a los visitantes adultos del hospital y del departamento de emergencia. Los visitantes que tengan síntomas de gripe tales como, mocos, dolor de garganta o fiebre se les pedirán que se retiren. UTMB también requerirá a los pacientes que tengan síntomas de gripe, que usen máscaras protectoras para minimizar el riesgo de exposición ante otros pacientes y ante los proveedores de atención de salud. 

Estos ajustes a los reglamentos de visita estarán sujetos a cambios según se desarrolle la época de gripe y permanecerán en efecto hasta que el H1N1 y la gripe provocada por el cambio de estaciones ya no sea una amenaza para los pacientes, empleados, estudiantes y visitantes.